Ya está con nosotros “Pasquines”, el nuevo libro de José L. Campal

CUBIERTA DE “PASQUINES”, de José L. Campal
El grabado que aparece en cubierta es de Antoine Lafrery. Lleva por nombre “Pasquino”
Historia de las 6 estatuas parlantes de Roma (Statue Parlanti)
Desde inicios del siglo XVI, autores anónimos colgaban carteles satíricos en el cuello de algunas estatuas de Roma durante la noche, sobre todo en los lugares más transitados de la ciudad, para que así en la mañana siguiente todos pudieran verlos y leerlos antes de que la policía los quitara.
Los Carteles contenían generalmente poemas, pero a veces se llevaban a cabo verdaderos diálogos humorísticos entre las estatuas.
Los poemas o escritos se caracterizaban por denunciar inmoralidades y abusos de las clases dominantes. En la mayor parte, los más atacados por las estatuas fueron los papas o personas a ellos relacionadas, como también personajes que formaron parte de la vida política Capitalina.
Las estatuas Parlantes de Roma se hicieron famosas en poquísimo tiempo, tanto que los romanos comenzaron a bautizarlos con nombres propios. La estatua más habladora y por consiguiente más famosa era “PASQUINO”, de aquí deriva la costumbre de llamar a estas sátiras “Pasquinate” (pasquinadas).
Es la más célebre de las “Estatuas Parlantes de Roma”. Desde 1501, se encuentra a espaldas de Plaza Navona, en una pequeña extensión que toma el nombre de “Plaza Pasquino”.
Representa a un hombre, probablemente del siglo II A.C. tan mal conservado que no se sabe con certeza a quien representa: Tal vez es un rey o un héroe de la antigua Grecia.
También el origen de su nombre es desconocido, pero se dice que muy cerca de la estatua se encontraba un barbero de nombre Pasquino, y se presumía que era él el autor anónimo de algunas de las primeras pasquinadas más jocosas y satíricas.

Más información en AUTORES y en nuestra tienda Online